Cómo limpiar tu Cascada de Incienso en menos de 5 minutos ⏱

Con el uso frecuente de nuestra Cascada de Incienso, la resina natural de los inciensos puede ensuciar un poco nuestra Cascada. 

Pero no te preocupes... ¡limpiar tu Cascada de Incienso es una tarea muy sencilla!

Simplemente deberás seguir estos sencillos pasos para asegurarte de que tu Cascada siempre está limpia y mantiene su belleza cada vez que la enciendes 😊.

 

PARA UNA LIMPIEZA DIARIA:

Retira los restos del último Cono de Incienso que hayas usado de tu Cascada y limpia el exterior de la misma con un paño suave y no abrasivo, humedecido con un poco de agua o alcohol etílico 96º.

 

PARA UNA LIMPIEZA PROFUNDA: (NO APLICABLE A LAS CASCADAS EXCLUSIVAS ARTIQUE Y STEIN)

  • Un cubo, tazón o fregadero lleno de agua caliente
  • Detergente lavavajillas suave
  • Una esponja o un paño suave
  • Bastoncitos de oídos
  • Alcohol etílico 96º

PASO 1 - DESMONTAR (Sólo para Cascada del Dragón)

Desmonta y separa con cuidado todas las partes individuales de tu Cascada de Incienso y colócalas en un lugar donde no se vuelquen fácilmente y corran el riesgo de romperse.

 

PASO 2 - SOLUCIÓN DE REMOJO (NO APLICABLE A LAS CASCADAS EXCLUSIVAS ARTIQUE Y STEIN)

Llena un fregadero profundo o un cubo con agua muy caliente y un chorro de detergente lavavajillas. La clave aquí es poner el agua a una temperatura lo suficientemente alta.

PASO 3 - SUMERGE TU CASCADA DE INCIENSO (NO APLICABLE A LAS CASCADAS EXCLUSIVAS ARTIQUE Y STEIN)

Sumerge tu Cascada de Incienso en el agua caliente. Puedes usar guantes de cocina mientras colocas tu Cascada en el agua para protegerte las manos del calor del agua.

PASO 4 - REMÓJA TU CASCADA DE INCIENSO (NO APLICABLE A LAS CASCADAS EXCLUSIVAS ARTIQUE Y STEIN)

Deja tu Cascada de Incienso en remojo durante unos 10 minutos.

PASO 5 - LIMPIA EL SENDERO DE LA CASCADA (NO APLICABLE A LAS CASCADAS EXCLUSIVAS ARTIQUE Y STEIN)

A continuación, coge una esponja suave y sumérgela en un poco más de agua con detergente lavavajillas.

Limpia suavemente y sin presionar todos los lados de tu Cascada de Incienso, prestando especial atención a las áreas de su diseño donde el camino del humo cae en cascada.

 

PASO 6 - ACABA DE PERFILAR LAS AREAS MÁS DIFÍCILES

Si no puedes eliminar fácilmente los residuos en el paso anterior, intenta usar bastoncitos de oídos humedecidos en un poco de alcohol etílico para frotar suavemente los residuos en las áreas acumuladas.

**No frotes con fuerza ni uses una esponja áspera para fregar: aunque nuestras Cascada de Incienso son fuertes y resistentes al calor, se pueden rayar fácilmente, así que trátala con amor y cuidado para mantenerla perfecta 😄. 

PASO 7 - ENJUAGADO FINAL y SECADO (NO APLICABLE A LAS CASCADAS EXCLUSIVAS ARTIQUE Y STEIN)

Enjuaga tu Cascada con agua limpia y fresca.

Seguidamente, coloca tu Cascada de Incienso encima de algunos papeles de cocina para que se seque al aire.

Recuerda dejarla secar por completo antes de volver a usarla para tu próxima sesión de meditación y relajación.

Y como con todo en la vida, cuanto más a menudo limpies tu Cascada de Incienso, más fácil será este proceso de limpieza. Todas nuestras Cascadas de incienso se han diseñado cuidadosamente para que sean súper fáciles de limpiar 😊.

Una vez limpia, tu maravillosa Cascada volverá a estar lista para tu momento mágico de relajación y desconexión diario. 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados